Estudiantes del Consorcio Sur-Subantártico en el marco de Ciencia para la Innovación Ci2030 participaron del programa Gestión de Tecnologías Emergentes GTE, dictado por IdeaUFRO. Se alcanzaron los 43 estudiantes inscritos, dejando a 28 estudiantes con el curso completo en sus dos secciones desarrolladas en 2021. Este programa es uno de los pilotos con los que se ha trabajado en conjunto entre las seis casas de estudios que componen el Consorcio Sur – Subantártico.

Las aulas virtuales, los trabajos grupales, los seminarios web y la solución de problemas reales de tu empresa, son los ingredientes perfectos para desplegar todo tu potencial innovador, en una experiencia de aprendizaje interactivo, complementada con herramientas digitales. Así se ha desarrollado este avance en el Ci2030 durante su segundo ciclo de ejecución.

“Tengo una admiración sincera por los invitados internacionales y los conocimientos en innovación y emprendimiento que conocí gracias a este curso”, dice Carlos Mora de la Universidad de Talca. “El acompañamiento del equipo fue fundamental para el buen desarrollo de los talleres, las lecturas y las actividades grupales. Fue una gran experiencia que impulsa y contribuye a pensar en grande, romper esquemas y vencer los obstáculos que a diario se presentan en la vida”, sostiene el estudiante de primer año en la UTalca el programa de doctorado en ciencias agrarias en la línea de investigación en economía agraria.

Macarena Artigas, estudiante del Doctorado en Ciencias Biología Celular y Molecular Aplicada de la Universidad de La Frontera cuenta que “bajo mi perspectiva es un excelente curso, innovador en los contenidos entregados y las estrategias educativas utilizadas, lo cual sin duda le da dinamismo y motivación a sus estudiantes para comprender y aplicar tecnologías emergentes a la línea de investigación y lograr transcender desde el laboratorio hacia una innovación que aporte realmente a la comunidad, que es donde realmente los futuros científicos debemos llegar, vale decir solucionar problemas realmente importantes”.

Andrés Peña estudiante del Doctorado en Ciencias Naturales mención Recursos Naturales Renovables de la Universidad del Bío-Bío nos dice que: “el programa fue bastante interesante y novedoso en el sentido que tuvimos que afrontar problemas reales de la sociedad y tratar de darles solución con los conocimientos de nuestras áreas de investigación”. “Considero que el trabajo evaluado fue acorde a todos los temas que se desarrollaron durante el curso y que nos ayudaron a realizar propuestas de valor y poder desarrollarlas con innovación y creatividad”. “Yo recomiendo el curso para todos los estudiantes que quieran desarrollar sus áreas de investigación con una propuesta de negocio a futuro y que a su vez quieran dar solución a muchos de los problemas que afronta la humanidad”. “La virtualidad por la pandemia ha provocado que no podamos asistir a clases presenciales, pero quizás uno de los beneficios fue que igual nos pudo conectar con estudiantes de otras instituciones universitarias que logró enriquecer el trabajo en equipo y el solo hecho que fueran también de otras carreras nos daba otra visión interdisciplinaria para darle un enfoque distinto a la solución de los problemas”. 

Carlos Isaacs director de iDEAUFRO de la Universidad de La Frontera y Director Ejecutivo de Ci2030 del Consorcio Sur – Subántartico explica que “lo complejo es lograr que las personas vayan conectando los nuevos conocimientos y distintos saberes con las posibilidades que tienen, los contextos en los cuales pueden desarrollarse”, explica.

Un gran énfasis que tiene el programa es cómo los estudiantes se enfocan en los problemas relevantes. “Diferenciar las cosas que son interesantes de las que son importantes. Levantar la mirada y la ambición para ser partícipes de la resolución de los problemas relevantes, eso es lo primero que asumen los estudiantes como un rol importante que deben cumplir”, expresa. “Luego deben ser capaces de levantar propuestas ambiciosas y valiosas para la sociedad. Pero además deben ser capaces de articularlas colaborativamente, trabajar en red con otros doctorados de otras disciplinas de otras universidades, sumar miradas, y esa experiencia combinarla con soluciones valiosas para problemas importantes”, destaca.

Esperamos poder contarles durante este 2022 las nuevas sesiones de GTE que convoca a los estudiantes de las Universidades de Talca, Bío-Bío, Católica de la Santísima Concepción, de La Frontera, Austral de Chile y Magallanes.

Importante es recordarles que durante el mes de enero se estarán realizando workshops organizados por la Universidad de La Frontera (UFRO) acerca de Inteligencia Artificial y CRISPR Innovation.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *