Los rectores de las Universidades de Talca, Bío-Bío, Católica de la Santísima Concepción, de La Frontera, Austral de Chile y Magallanes han sellado un convenio de cooperación tendiente a cristalizar la alianza Sur-Subantártica de estas casas de estudios consolidando al Consorcio como ejecutor de Ciencia para la Innovación Ci2030.

“Todos los Socios Implementadores son parte del Consorcio Sur-Subantártico Ci2030 y establecen una relación a largo plazo con el fin de implementar el plan estratégico y acelerar los procesos institucionales que permitan a las facultades de ciencias tener una mayor participación en el desarrollo del país, mediante acciones orientadas a realizar aportes efectivos a la innovación y emprendimiento de base científico-tecnológica en el territorio sur-subantártico chileno. Esto implica aumentar la colaboración en ámbitos de pregrado y postgrado (magísteres y doctorados), movilidad virtual y presencial de estudiantes y docentes, posicionamiento en la participación y liderazgo de mujeres en ciencias, además de apoyar la investigación, desarrollo, innovación y emprendimiento científico tecnológico (I+D+i+ebct) a través de la estructura colaborativa generada desde Ciencia para la Innovación, Consorcio Sur-Subantártico, Ci2030”, versa el Convenio suscrito como un hito relevante para el futuro de las ciencias en el país.

La Dra. Leyla Cárdenas Tavie, directora general de Ci2030 valora que este hito se haya alcanzado a un año de inicio de la fase de implementación de nuestro plan de desarrollo y con miras a la consolidación del Consorcio Sur-Subantártico. Actividades de intercambio de estudiantes de pregrado y postgrado asi como también la colaboración entre académicos se verán beneficiados con este convenio. Esto amplia todas las posibilidades para consolidar el trabajo colaborativo y la transdiciplina en nuestro consorcio.

“Este convenio es muy relevante pues nos apoyará en los procesos administrativos internos, facilitando que las iniciativas – que cada universidad pone a disposición para el Consorcio – puedan ser reconocidas por sus pares y con ello generar mayor ánimo de participación del cuerpo estudiantil y académico.  Este compromiso de las autoridades refuerza el espíritu de colaboración en pos de la transformación de las ciencias con un mayor vínculo con el sector socioeconómico y la incorporación de competencias de innovación y emprendimiento”, dice Cristián Guajardo, Coordinador General de Ci2030. 

El objetivo a largo plazo es el establecimiento de una estructura permanente capaz de proporcionar bases y sostenibilidad para los siguientes campos de acción: 1. Gestión del Cambio y Liderazgo Femenino, 2. Gobernanzas y Sinergias, 3. Armonización de mallas curriculares, 4. Vinculación con el medio socioeconómico. En términos prácticos, Ci2030 consistirá en acciones en cuatro campos que se realizarán en forma conjunta y/o colaborativa, donde cada Universidad dispondrá de infraestructura y equipos de trabajo para la gestión y coordinación de las actividades enmarcadas en el plan estratégico. Entre los objetivos se encuentran: desarrollo e implementación de un modelo de gestión consorciado que permita la transformación organizacional hacia una vinculación efectiva con el entorno; implementación de un sistema de gobernanza que facilite el desarrollo de acciones conjuntas, coordinadas y sinérgicas; el aumento significativo del grado de desarrollo de competencias en I+D+i+ebct en docentes y estudiantes, mediante capacitaciones y adaptaciones curriculares y nuevos programas de pregrado y postgrado; incrementar la I+D hacia aplicaciones que permita a los y las científicos(as) abordar problemáticas locales y globales con perspectiva sistémica, generando resultados relevantes para la industria y la sociedad, incluyendo además la generación o fortalecimiento de grupos de trabajo interdisciplinarios en I+D.

A este trabajo mancomunado de las seis casas de estudios del territorio Sur-Subantártico de Chile debemos sumar la implementación de un Centro STEAM (CiSTEAM) que será uno de los desarrollos más trascendentes y difíciles de implementar en las facultades de ciencias e institutos que componen el Consorcio.

“Actualmente estamos finalizando dos acciones piloto para estudiantes de pre y postgrado, iniciativas que nos permitieron reconocer los procesos docentes y administrativos, así como los desafíos que conlleva el trabajo consorciado, por lo tanto, el convenio se genera en una instancia que nos permite resolver y buscar las mejores alternativas para el reconocimiento formal de dichas iniciativas” comenta el ingeniero Guajardo de Ci2030.

El Convenio de Cooperación ha sido firmado por los rectores Álvaro Manuel Rojas Marín de la Universidad de Talca, Cristhian Rodrigo Mellado Cid de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Eduardo Rodolfo Alfredo Hebel Weiss, de la Universidad de La Frontera, Hans Georg Richter Becerra de la Universidad Austral de Chile, Juan Arcadio Oyarzo Perez de la Universidad de Magallanes y Luis Enrique Lillo Arroyo para actuar en representación de la Universidad del Bío-Bío, en su calidad de Vicerrector de Investigación y Postgrado, han sellado con este acuerdo un gran hito para el futuro de Ci2030 y el desarrollo científico en Chile.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *