Tecnología desarrollada por las académicas de la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), Carolina Soto y la Dra. María Cristina Yeber Directora Ejecutiva de Ciencia para la Innovación del Consorcio Sur – Subantártico, Ci2030 logra mejorar los tiempos de degradación de compuestos orgánicos a través de microorganismos. Una muy buena noticia para el medio ambiente, ya que esta innovación disminuye los niveles de contaminación de diversos residuos industriales.

En términos simples, las científicas desarrollaron un método denominado “Biorremediación” y que no es otra cosa que el uso de bacterias para el tratamiento de zonas afectadas con residuos industriales líquidos que resultan de actividades productivas como la minera, petrolera, textil, celulosa y pesquera.

Crédito: UCSCTV

La doctora Yeber explica que básicamente la idea consiste en cultivar y obtener distintos microorganismos para ser usados en la resolución de problemas medioambientales y, por ejemplo, “biotransformar” metales o hidrocarburos presentes en el ambiente. “Hemos estado trabajando en la aplicación de microorganismo para biotransformar metales en lodo, pero también hemos trabajado en remover hidrocarburos del suelo y del agua, además de compuestos orgánicos derivados de los afluentes de celulosa, que son fenoles clorados principalmente, y que son altamente tóxicos. Esto también se aplica a aceites y grasas provenientes de las industrias pesqueras”, contó la académica de la UCSC.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *